miércoles, 18 de septiembre de 2013

MUSAKA O MOUSSAKA GRIEGA

Que os parece si preparamos una musaka griega? Bueno, como siempre hay que personalizar un poco los platos para hacerlos más nuestros, yo le he dado mi toque personal, añadiéndole unas rodajas de queso de cabra, (por supuesto opcional) y unas rodajas de patata hervida, que le dan un poco más de consistencia a un plato ya de por si muy completo. En otras ocasiones he probado de cubrirla con puré de patata y también ha sido un éxito en casa, así que no tengais miedo de experimentar con recetas tradicionales


INGREDIENTES
4 berenjenas
1/2 kg de carne picada
Salsa de tomate frito casera (unas 10 cucharadas soperas aprox)
Queso rallado para gratinar
1 rulo de queso de cabra (opcional)
2 patatas hervidas
2 dientes de ajo
1 cebolla 
400 ml de bechamel 



PREPARACIÓN

Cortamos las berenjenas en rodajas y las sumergimos en agua con sal durante 30 minutos para que suelten todo el amargor. Escurrimos bien y secamos con un paño limpio.

Cortamos la cebolla y los dientes de ajo. Sofreímos con un chorrito de aceite de oliva. Incorporamos la carne picada, que habremos salpimentado previamente y dejamos que se cocine. Cuando la carne haya cambiado de color, incorporamos 10 cucharadas soperas de salsa de tomate frito casero, (la cantidad es aproximada, no tiene que quedar una salsa líquida, la carne tiene que absorber el tomate frito en su mayoría). La salsa de tomate la podemos preparar friendo tomates enteros de bote o tomate triturado durante una hora con sal, pimienta, tomillo, orégano, albahaca y aceite de oliva en una olla honda (para evitar salpicaduras), hasta que conseguir una salsa de bonito tono rojo oscuro.Reservamos. 

Freimos las berenjenas en una plancha con una gotita de aceite y vamos reservando en una bandeja para el montaje. Se pueden freir en aceite las berenjenas, pero tened en cuenta que son como esponja y absorben muchísimo aceite, así que es mejor hacerlas a la plancha. 

Podemos preparar una bechamel casera con mantequilla, harina, leche, sal y nuez moscada y unas buenas varillas para batir incansablemente o como en mi caso (un día de vaguería lo tiene cualquiera) abrimos un bote de bechamel preparada. 

Empezamos el montaje del plato poniendo una capa de berenjenas en el fondo de la fuente, cubrimos con una capa de carne picada, otra de berenjenas, otra de carne picada, otra de berenjenas y la bechamel por encima de todo lo anterior. Yo le incorporé, sobre la última capa de berenjenas y antes de cubrir con la bechamel, unas rodajas de patata hervida, que no es muy ortodoxo, pero en mi casa gusta así.

Espolvoreamos queso rallado generosamente sobre la bechamel, (yo le puse unas rodajitas de queso de cabra que le dan un gusto buenísimo) y horneamos durante 20 minutos a 190º, calor arriba y abajo hasta que el queso se gratine. 


Voilá! A poner la mesa rápido que se enfría!!




3 comentarios :

  1. Una deliciosa y delicada presentación, me ha gustado mucho tu plato el toque de la patata creo que lo agradece, el del queso no lo veo yo tanto aunque el contraste creo que es muy acertado. :)deliciosa!!

    ResponderEliminar
  2. Ya, está otro platito tuyo que voy a hacer. Ya hice hoy el de las pechugas rellenas de ciruela. Así que todos a seguir a la sultana, que le sale todo muy rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Espero que te salga todo superrico..

      Eliminar