sábado, 14 de febrero de 2015

SOPA DE CEBOLLA CON QUESO GRATINADO



Hola a todos, aquí estamos de nuevo, después de las vacaciones y no se cuantas cosas más. Hoy preparamos una rica sopa de cebolla para combatir estos días de frío polar que nos han dejado a todos tiesos. Como no estoy para complicarme demasiado la vida últimamente, con cuatro ingredientes que tenemos todos por casa he preparado una sopa contundente y sabrosa. Y es que no hay nada que no se arregle con un poco de queso gratinado..

Aprovecho la ocasión para desearle un buen sarpullido al gracioso que me robó la cámara durante mis vacaciones, con todas las fotos de las recetas pendientes de publicar. Joan prefiere pensar que se la doné involuntariamente a alguien que la necesitaba más que yo, pero vamos, que no me convence, me la robó un listo y punto...

INGREDIENTES para 4 personas
600 gr de cebolla blanca cortada en juliana
30 gr de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra
600 ml caldo de ave
1 cucharadita de harina
300 ml agua
Sal
Pimienta blanca
Queso rallado
Pan de barra 

PREPARACIÓN
Fundimos la mantequilla en una cazuela junto con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente añadimos la cebolla cortadita en juliana fina y mezclamos bien. Dejamos que se cocine durante 20 minutos hasta que la cebolla esté bien tierna, removiendo constantemente para que la cebolla no coja color. A continuación añadimos una cucharadita de harina y mezclamos rápido para que no se nos queme. La idea es formar un "roux" (como en la masa de las croquetas), veremos que la cebolla se compacta y ya no queda tan suelta. Seguimos removiendo durante 3 minutos para que la harina se cocine bien. Ahora es el momento de incorporar poco a poco el caldo de pollo, un pellizco de sal y la pimienta. Veremos que la textura está entre una sopa y una crema. Dejamos que hierva durante 20 minutos más, añadiendo el agua restante los últimos cinco minutos de cocción. 

Una vez lista la sopa la vertemos la sopa en cazuelas individuales...



Tostamos unas rebanadas de pan de barra, mejor si es del día anterior, en la tostadora o en el horno. Las colocamos sobre la sopa...


Cubrimos bien con queso rallado..

Y a gratinar hasta que el queso se haya fundido y tome un bonito color dorado. Servimos de inmediato, bien calentita..


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada