miércoles, 28 de mayo de 2014

ROLLITOS DE PASTA BRICK CON MANZANA Y CANELA


Rollitos de primavera de postre? Y por qué no? Estos sí, porque van rellenos de manzana y canela. La pasta brick, como la pasta filo, es una masa delicada y crujiente, que nos permite preparar un montón de platos, tartaletas dulces o saladas, triángulos o saquitos rellenos. Que teneis unos tristes champiñones, unos restos de pollo y un poco de queso? Pues un buen sofrito y para dentro.. Como el cuerpo me pide dulce.. cosa rara verdad?, con cuatro manzanas abandonadas del frutero y poco más he preparado estos rollitos que los podemos servir de postre en cualquier cena y quedan crujientes y ligeros. Perfectos para acompañar con una bola de helado de vainilla o una crema inglesa ligera! 


INGREDIENTES
Un rollo de pasta brick (se puede hacer perfectamente con pasta filo)
4 manzanas golden
4 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharada sopera de canela
30 gr de mantequilla (y un poco más para engrasar la masa)


PREPARACIÓN

La pasta brick y la filo son masas muy quebradizas y se rompen con mucha facilidad, así que cuando vayamos a manipularlas lo haremos con cuidado. 

La pasta brick viene en rollos de unos 3 metros, usaremos tiras rectangulares de unos 15 cm de grosor, (los rollitos quedarán de unos 8 cm de longitud, después de plegar los laterales.). Si utilizamos pasta filo, que es incluso más delicada que la brick tenemos que tener en cuenta que en lugar de una sola capa de masa, tenemos que cortar 3 o 4 rectángulos iguales de masa, pintarlos con mantequilla fundida unos segundos en el microondas y ponerlas una encima de otra. Luego las rellenaremos y plegaremos según la receta. Con una sola capa de pasta filo, los rollitos se os romperían. Con la masa brick, una capa es suficiente. 

Cortaremos las manzanas en cuadraditos pequeños. Añadimos el azúcar y la canela y mezclamos bien. En una sartén fundimos mantequilla e incorporamos las manzanas. Dejamos que la manzana se cocine y se ponga blandita. Apartamos la manzana a un cuenco y la dejaremos enfriar del todo antes de usarla, porque si la usamos en caliente nos reblandecerá la masa. Es importante que la manzana no tenga exceso de líquido, porque se puede salir el relleno al hornear y la pasta se nos humedecería en exceso.

Cuando el relleno esté bien frío, extendemos una tira de pasta brick en vertical, (o 3 de pasta filo como explicamos antes) pincelamos con mantequilla que habremos fundido unos segunditos en el microondas (sin que hierva), le ponemos una cucharada sopera de relleno en un el extremo más próximo a nosotros, dejando un espacio de unos 3 cm entre el relleno y el borde, plegamos esta lengueta que hemos dejado, a continuación los laterales y luego vamos enrollando longitudinalmente hasta formar un rollito. Volvemos a pincelar con mantequilla el exterior y reservamos. 

Seguimos el mismo proceso hasta acabar con todo el relleno. La masa sobrante la tapamos bien y la conservamos en la nevera, (un par de días, no más, que se cuarteará).

Horneamos a 190º de 10 a 15 minutos, dependiendo del horno. Estarán listos los rollitos cuando empiecen a dorarse.  Espolvoreamos con azúcar glas y canela y servimos de inmediato. 


No es conveniente preparar los rollitos con antelación, porque salen muy crujientes del horno, pero al cabo de una hora se habrán reblandecido. Podemos tenerlos preparados en la bandeja del horno, cubiertos con un trapo húmedo (sobretodo en el caso de la pasta filo, que se seca a una velocidad de vértigo), y cuando empecemos a cenar, precalentamos el horno y los horneamos.


4 comentarios :

  1. Hola Sara. Estos rollitos tienen un aspecto fabuloso. Deben estar exquisitos. Un relleno tentador.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, y lo mejor es que podemos rellenarlos de lo que nos apetezca... Imaginación al poder!!! Un abrazo..

      Eliminar
  2. Mi mujer a comprado un rollo de pasta brick por equivocación, ya se como aprovecharla, la receta tiene una pinta sublime.

    ResponderEliminar
  3. Mi mujer a comprado un rollo de pasta brick por equivocación, ya se como aprovecharla, la receta tiene una pinta sublime.

    ResponderEliminar